-

14 may. 2013

5 formas de mejorar las escenas de tu novela

Las escenas son los ladrillos con los que construirás tu novela. Y del mismo modo que sucede al levantar una pared, toda esa construcción que tanto te está constando levantar se puede derrumbar por sólo un ladrillo defectuoso.

Espero que estos 5 consejos te ayuden a mejorar las escenas de tu novela:

Da a tus personajes unos objetivos concretos

No dejes que los personajes vaguen sin más por las escenas. Haz que todo lo que hagan tenga un sentido, aunque no sea más que es un sentido metafórico y no lo conozcas más que tú. Y sobre todo haz que algo concreto cambie en ellos a lo largo de la escena. Haz que algo rompa las expectativas iniciales con las que han entrado en ella para que pueda avanzar la historia.

Utiliza los cinco sentidos

Muchas veces describimos sólo lo que nuestros personajes pueden ver. Es cierto que la vista es el sentido que más utilizamos los seres humanos, pero no es el más evocador. A menudo un olor o un sonido pueden ser mucho más descriptivos que una imagen. Y lo que es más importantes: pueden ser menos tópicos.

Si queremos destacar la soledad de alguien, tal vez sea mejor describir el silencio que lo rodea que describir cómo la planta que tiene junto a la ventana sólo tiene una solitaria hoja. Me explico, ¿verdad?

Hay muchos ruidos que pueden sacarnos de nuestras casillas, muchos olores que pueden hacernos recordar nuestra infancia, muchos sabores que pueden excitarnos… ¡saquemos partido de ello!
Haz que el entorno juegue un papel

¿Dónde se desarrolla tu escena? En una cafetería. De acuerdo, pero… ¿en qué tipo de cafetería?

El entorno puede hacer que los personajes se encuentren cómodos o incómodos. Puede facilitarles las cosas o complicárselas hasta el infinito. Puede ser un reflejo de su malestar interior o la pieza clave que los ayude a resolver un misterio. Haz que el entorno juegue un papel en la escena para que el lector sienta que tu historia se desarrolla en el mundo real y no en un fondo monocromo como el de algunos rodajes cinematográficos.

¿Cuántas veces se ha escrito esa escena?

Uno de los riesgos que corremos a la hora de escribir un primer manuscrito es el de escribir escenas tópicas. Uno está preocupado por contar lo que necesita contar para llegar en unas condiciones óptimas a la siguiente escena y escribe páginas y páginas de románticas cenas de enamorados en restaurantes, cafés tomados con amigas, partidos de fútbol compartidos junto a unas cervezas, etc.

¿Necesitas que una pareja hable sobre un tema en particular? Si van a discutir, ¿por qué no haces por ejemplo que discutan en lo alto de una noria que se acaba de estropear para aumentar la sensación de peligro?

No te quedes en la primera opción que se te ocurra.

Juega con el ritmo

El jugar con las longitudes de las frases y de los párrafos es un modo excelente de controlar el ritmo de una escena. Haz que el lector se detenga en tus largas frases para luego ir acortándolas a medida que se acerca el punto culminante.

Cuando llegue, recuerda darle al lector un descanso para que no termine agotado y pueda apreciar el siguiente punto de inflexión cuando llegue a él.

RECURSOS PARA ESCRITORES Y GUIONISTAS

Espero poder ayudar con este BLOG a todos los que están interesado en Poder alguna vez vender algunas de sus obras y vivir de ello.En este blog encontraran información sobre como escribir libros también a todos los interesado en la escritura de “guiones“de cine, TV, vídeos juegos o teatro Espero poder ser les útil