-

13 feb. 2013

Cómo escribir un guión - Modelo problema-solución

Éste es un método que también parte de la estructura clásica. Es muy parecido, ideal para ayudar a los principiantes a arrancar sus primeras historias. Se trata del modelo problema-solución.

Partimos de que surge un problema al que el protagonista tendrá que dar solución a través de la historia. Lo importante de este modelo es entender qué intensidad se le puede dar a la historia en cada momento en un caso estándar.

Problema - La calma del inicio se rompe tras plantearse la cuestión que dará pie a toda la historia.  No tiene por qué revelar el verdadero objetivo de la historia, pero si que es un acontecimiento que invita al protagonista a vivir la historia y al lector a leerla. En una sinopsis comercial de tu guión deberías contar hasta aquí.

    Ejemplo 1. Akira es un adolescente tímido cuya vida es aburrida, pero un día, llega una alumna nueva que hará de su vida un caos. Ejemplo 2. Naru es una estudiante de karate que entrena en el dojo de su padre; un mal día, un villano, antiguo rival, irrumpe para darle una paliza al padre y...

Nudo - Durante el transcurso de la historia es comprensible que la intensidad se reduzca. Los lectores consumen mejor la historia con altibajos, porque se entiende que uno no puede seguir una intensidad máxima durante demasiado tiempo.

    Ejemplo 1. La nueva chica es extrovertida y convence a Akira para salir con ella en varias ocasiones; aunque se gustan, sus diferentes personalidades acaban chocando y se distancian... Ejemplo 2. Naru sigue el rastro del agresor de su padre y va resolviendo pistas que le conducen hasta él...

Solución - Cuando el objetivo de la historia está llegando a culminarse, la intensidad debería estar en su punto más alto. El lector tiene que saber que el desenlace ha comenzado. Cuando se resuelve la situación, la historia se va relajando hasta terminar.

    Ejemplo 1. Cuando parecía que la chica nueva iba a abandonar la ciudad, Akira vence su timidez confesando sus sentimientos, se besan y acaban juntos. Ejemplo 2. Naru lucha contra el agresor de su padre y le vence, demostrando que las nuevas generaciones son más fuertes que las anteriores, pero no le hace daño, porque también es más compasiva... restaura el honor de su dojo y se convierte en la nueva dueña; todos son felices.

¿Por qué en "montaña rusa"?

Se ha realizado una propuesta que tiene altibajos porque es común, suele dar buenos resultados. Todas las normas se pueden romper o seguir, y se pueden alterar de mil formas. Aquí hay algunos ejemplos más de este modelo cambiando la intensidad de las partes.


Intensidad descendente. Si la parte más intensa de la historia es el comienzo, es posible que el lector quede insatisfecho pensando que desde ese momento de intensidad la historia no ha servido para nada. ¿Te ha pasado alguna vez? ¿Has visto alguna historia que te ha enganchado al comienzo y te ha acabado aburriendo?


Intensidad ascendente. En ciertas historias puede dar buen resultado ir subiendo y no bajar la intensidad hasta el final, aunque no es sencillo. Si sale bien, el lector podría vivir un frenético viaje en tren que acelera cada vez más y salir muy satisfecho. Si sale mal, el lector puede quedar con un buen sabor de boca, pero tener la sensación de que la historia ha tardado mucho en arrancar.

Conclusiones

Piensa en cómo quieres que se reparta la intensidad en tu historia y eso te ayudará a desarrollar mejor cada una de las partes.

RECURSOS PARA ESCRITORES Y GUIONISTAS

Espero poder ayudar con este BLOG a todos los que están interesado en Poder alguna vez vender algunas de sus obras y vivir de ello.En este blog encontraran información sobre como escribir libros también a todos los interesado en la escritura de “guiones“de cine, TV, vídeos juegos o teatro Espero poder ser les útil