-

29 de abr. de 2008

Prepara tu guión para que no pueda ser rechazado

Como guionista que ha podido ver su obra en pantalla y Consultor de guión, he tenido el privilegio de entrevistar y trabajar con decenas de estudios y productoras que se encargan de leer guiones. Y lo que he descubierto es una numerosa cantidad de claves que ellos buscan a la hora de juzgar un guión- cosas que exceden la historia en sí misma- cosas que hacen que el guión sea rechazado, o seriamente desacreditado aún antes de llegar al corazón del mismo.



Adentrémonos en algunas cuestiones básicas a tener en cuenta:

Errores amateur
Probablemente usted conoce esto de lo que vamos a hablar, pero la pregunta es ¿Sin querer, lo está implementando? Los mayores signos que denotan a un amateur son:
» Carátulas muy decoradas, con dibujos, fotos, y cualquier otra cosa que no pertenezca a una carpeta normal.
» Más de 120 páginas (en realidad hoy día podríamos decir más de 110)
» Cualquier comentario, sin argumentación legal, que denote miedo a que la obra pueda ser robada.
» Cualquier tamaño de letra que no sea Courier New 12
» Direcciones de cámara, frases entre paréntesis (como esas en las que el autor dice como un personaje debería enfatizar una línea)
» Demasiada tinta en la hoja y muy pocos espacios en blanco.


Formato
Hay algo que yo llamo “El arte de la página”. Además de la historia en sí misma, hay un modo en el que uno diseña su página de guión para poder maximizar la lectura y el disfrute. Como ya he mencionado, se necesita más espacio en blanco que escrito en tinta. Lo menos que uno escribe, lo más que los otros leen. Hay que grabarse eso en la cabeza.
Piense en sus palabras como si fueran música y esfuércese en lograr un ritmo que empuje el ojo del lector a querer seguir leyendo y dar vuelta la página para continuar. Un buen truco es crear “ganchos” al final de la página para que el lector quiera proseguir (una pregunta sin contestar, algo visual que lo deje con ganas de más)
Mire las páginas de sus guiones y pregúntese “¿Esto da más ganás de seguir leyendo?” y luego haga los ajustes necesarios para permitir que la página invite a una lectura atractiva.

Concepto

Esto tiene que ver con fijarse si el concepto que tiene es algo fresco, vigente. Usted lee esto y piensa “See”, pero tendría que ver cuán asombroso es notar que aún hoy numerosos guiones que se presentan están escritos como “Tiempos violentos” (Pulp Fiction), “Duro de matar” (Die Hard) y “Arma mortal” (Lethal Weapon)… ¡Ya es suficiente! ¡Basta!
Estructurar una gran idea para una historia no es algo sólo de “alto concepto”, tiene que ver con evitar los famosos clichés. Si usted está haciendo, por ejemplo, otra historia de aventuras sobre un gran robo, necesita que la historia tenga un giro único en este género tan visitado por diferentes autores. Dé vuelta la historia, vaya de atrás para adelante, busque nuevos ángulos que renueven la idea clásica…Y siga preguntándose estos interrogantes.

Página-1 Lectura
Usted estaría muy sorprendido si supiera cuánto le dice a un lector lo que aparece en la primera página, e inclusive en la primera oración, acerca del talento que usted puede tener (o la falta del mismo). En esa primera página se tiene que establecer claramente el tono y el género (si es una comedia, el lector tiene que por lo menos esbozar una sonrisa, si es un thriller tiene que asustarse). Comience creando su imagen clave o motivo, enganche al lector y si puede instale una pregunta central.
Lo cierto es que muchos de los problemas crónicos de la forma de escribir aparecen en la primera página. Si puede manejar esta primera página, entonces va a poder llevar este nuevo nivel de escritura al resto de su material y conducirá su historia a un nivel más elevado.

Análisis de 10 páginas
La mayoría de ustedes probablemente conocen esto, pero es necesario repetirlo, porque sigue siendo un error que se puede encontrar en la mayoría de los guiones presentados. En las primeras 10-15 páginas, se debe establecer el protagonista, el antagonista, la meta central, los obstáculos posibles, el argumento temático y el “incidente que da inicio a la historia”, el evento que impulsa la trama hacia delante.
No estoy hablando acerca de formulas, estoy hablando de la realidad de los lectores en los estudios de cine de Estados Unidos. Sea que a usted les guste esto o no, lo que estoy comentando es lo que ellos buscan. Si no los engancha con la historia principal y les dejan saber qué va a suceder en las siguientes 10-15 páginas, ellos van a dejar de lado el guión o empezar a hojearlo sin entrar en ningún detalle. Y una vez que empiezan a hacer eso, todo está terminado.
Yo sé que usted tienen mucha información valiosa que le quisieran decir al lector de la compañía cinematográfica, jurado de concurso de guiones o cualquier lector que va a acercarse a su obra, antes de que éste empiece a verlo: todas las biografías de los personajes, las historias previas que por meses estuvo creando para ellos. Sólo tengo una cosa para decir con respecto a esto: ¡NO LAS DIGA! Si no puede plantear la historia y el perfil de los personajes en las primeras 10-15 páginas y de esa manera enganchar al lector, pues entonces o no ha desarrollado suficientemente bien la historia o directamente no la tiene. Sí, hay excepciones, pero usted no es una de ellas (Por supuesto, usted podría ser “una de ellas” pero aquí no estamos jugando a la lotería, sino que estamos tratando de sacar del camino todos los obstáculos que no permitan que las cosas se den a su favor)
Usted quiere vender su guión ¿No es cierto? Entonces deténganse a pensar como un lector de una compañía cinematográfica, porque ellos son los encargados de la puerta de entrada y ellos cerrarán esa puerta y dejarán su guión fuera de juego si no entienden las primeras 10-15 páginas.





Análisis de la última página

¿Cuantas veces ha visto películas que tienen un muy buen comienzo, “hacen agua” en el medio y te dejan sin respiro al final? Más allá del problema del segundo acto ¿Cuándo usted sale del cine, sale pensando que vio una buena película? Generalmente sí. Seguramente ha tenido una experiencia así ¿Qué les dice esto?

El final lo es todo.

No es sólo donde la historia llega a su conclusión sino que es el momento donde toda la tensión que usted creó explota en la página. Deje que el lector se ría sin parar, llore de emoción o sienta el miedo que hace mucho no experimenta, y tendrá un lector que recomiende su guión.
Por supuesto es muy fácil decirlo pero no tan sencillo hacerlo, por eso una vez que sale un buen guión y ellos lo compran nos pagan un buen dinero ¿No? La estrategia clave es trabajar hasta que sus dedos se quiebren y pensar hasta que la cabeza parezca estar a punto de explotar. De esa manera se puede conseguir un final que verdaderamente valga la pena. Hay muchas cuestiones técnicas a la hora de escribir y analizar un guión, pero si usted logra trascender esta teoría y llegar a una zona profunda de aquel que está leyendo su historia, ese final será el mejor final posible.
No sea impaciente. Yo recomiendo no comenzar el guión hasta no tener pensado el final. Pero si de pronto se encuentra trabado, a veces escribir el guión puede permitir que el final que tanto está buscando aparezca desde el inconciente. Sólo recuerde, no es casualidad que se denomine “clímax”. Sin un gran “clímax” todo lo que le hayan podido dar al lector es mero “coqueteo”.

Regla de oro para evitar el rechazo de un guión
Por sobre todas las cosas hay un mandamiento que no debe olvidar al escribir su guión:
¡No aburrirás a vuestra audiencia!
¿Escuchó la música celestial? ¿Le suena este mandamiento? Yo sé que esta afirmación no le dice nada acerca de qué hacer o qué no, pero debe mantener esto en mente todo el tiempo. No importa cuán brillante, poética, visual y comercial usted piense que es su obra, si es aburrida entonces ¡No sirve para nada!

No se ponga nervioso ni se enoje porque digo esto. Seguramente lo que usted escribió debe ser sensacional. Pero si el lector se aburre, entonces será usted, los que lo rodean e incluso su propia madre la que va a leer el guión (pero no el lector que usted tanto desea que pose su mirada en su material). Cuando uno se convierte en un escritor de primer nivel, uno puede escribir obras aburridas. Pero ahora, necesita escribir algo que se pueda vender (por lo tanto no aburrido)… Una vez más, siempre hay excepciones a la regla ¡Pero usted no es una de ellas!

Y éstas, muchachas y muchachos, son las bases. Si las ignoran, ya saben a qué atenerse.



Hay otra cosa que me gustaría que usted pudiera tener pegada cerca de la computadora para que nunca la olvide, y le permita mantenerse en el proceso creativo:

“Escribe como un escritor, lee como un lector”

Cuando esté escribiendo entréguese a la escritura, no piense tanto, deje que su inconciente salga a la superficie, no reflexionen sobre si está bien o mal, escriba. Pero cuando se siente a evaluar lo que hizo en profunda libertad y se prepare para la reescritura, lea el guión como si fuera un ejecutivo de una compañía cinematográfica, un especialista en análisis de guión, porque esa es la manera en que las personas que van a evaluar su material decidirán si lo van a recomendar o no. Y si no lo está evaluando de esa manera, puede perder la oportunidad que tanto está soñando.

Concluyendo, necesita hacer todo lo que sea necesario para lograr que su guión parezca, se sienta, huela profesional. Intente hacer todo lo que estamos conversando y se pondrá entre el 10% mejor evaluado.
Recuerde, esto es un negocio. Para ser realista necesita tomarlo como tal. Un guión muchas veces es comparado con un “plano” (como los que se hacen en arquitectura). Y es visto por los empresarios del medio como un negocio (los departamentos de marketing en las compañías tienen mucho peso en la decisión de qué aceptar y qué no). Entonces, enfrente su guión como si fuera un arquitecto que tiene a su cargo un plano de un edificio multimillonario o un empresario con un negocio que puede redituarle mucho dinero. Estos tipos de personas buscan consejo ANTES de someter cualquier proyecto.
Usted, escritor profesional, debe hacer lo mismo. Ya sea que use colegas, clases o consultores de guión, y recomiendo cualquiera de estas opciones con toda seguridad, usted debe hacer todo lo necesario para lograr que su guión sea de la mejor calidad posible antes de ser presentado. Como me gusta decir, haga todo para poner su guión en el 10% que pertenece a los mejores. Porque una gran mayoría tienen una muy pobre estructura, presentación y problemas en general que nunca pasarán más allá del tacho de basura.
De ahora en adelante usted no puede ser de esos que no saben hacer las cosas.

Ahora todo lo que queda por hacer es contar una gran historia. ¡Entonces siga inspirado y escriba sin parar!

AUTOR: Derek Rydall,es productor, guionista, autor de libros que han sido best-seller y consultor de guión. Trabajando con Universal, Fox, Disney, RKO, y muchas otras, ha vendido, elegido o ha sido contratado para escribir 20 guiones, decenas de horas en televisión y varios libros. Como resultado directo de su trabajo como consultor, escritores han hecho arreglos económicos de seis dígitos.

RECURSOS PARA ESCRITORES Y GUIONISTAS

Espero poder ayudar con este BLOG a todos los que están interesado en Poder alguna vez vender algunas de sus obras y vivir de ello.En este blog encontraran información sobre como escribir libros también a todos los interesado en la escritura de “guiones“de cine, TV, vídeos juegos o teatro Espero poder ser les útil