-

31 mar. 2008

ENTREVISTA AL ESCRITOR JASPER FFORDE

Jasper Fforde trabajó en la indústria filmográfica durante 13 años en los que trabajó de chico de los focos en películas como “Golden Eye”, “La Máscara del Zorro” o “La Trampa”. Durante ese tiempo escribió solo por placer pero siempre soñó con cambiar su lugar en el cine para ser un escritor a tiempo completo, después de 76 rechazos su primera novela “El Caso Jane Eyre” fue publicada por Hodder&Stoughton con un gran exito en venta.



¿Qué significa escribir para Jasper Fforde?
Escribir lo significa todo para mí. Escribo siempre que puedo y donde puedo. Puedes escribir lo que quieras: el único límite para tu libro es el poder de tu propia imaginación; lo que te viene de la tradición de cuenta-cuentos que es incluso más vieja que la profesión; eres tu propio jefe; trabajas en casa; tienes tiempo para buscar en eBay todas las cosas que necesitas; puedes mirar películas durante el día y contarlo como tiempo de documentación; puedes actuar raro y a nadie parece importarle; puedes conocer otros escritores con más talento y hablarles de igual a igual; viajas; no tienes horas fijas de trabajo; puedes jugar a ser dios en tus propios libros; si no te gusta alguien puedes destruirlo en tu próxima novela; y lo mejor de todo, es que haces algo que realmente te gusta.

¿Cómo empezaste a escribir?
En realidad empecé mi carrera como ‘chico de los recados’ en una oficina de los estudios Shepperton en 1981 en una película llamada “Pirates of Penzance”. Después de esto fui escalando puestos hasta acabar en el departamento de cámaras trasladando focos en películas como “Golden Eye”, “La Trampa”, “La Máscara del Zorro” y “El Santo”. En el año 2000 estaba lentamente empezando a conseguir un puesto como cámara. Hice unos 10 cortos de bajo presupuesto o sin presupuesto en absoluto y uno comercial – Para Mr Kipling French Fancies hasta que un hobby que había empezado diez años atrás empezó a dar sus frutos. ¿El hobby?




¿Cómo publicaste tu primera novela? Fforde

¡Con perseverancia! Creo que me rechazaron 76 veces que si lo ves en la perspectiva de diez años te darás cuenta que tampoco me dedicaba mucho a ello. Escribía porque me gustaba. Cuando me rechazaron los dos primeros libros pensé que era probable que no me publicaran pero no me importó mucho porque disfrutaba del proceso. En realidad fue un gran alivio porque como no iban a publicarme, tampoco importaba mucho lo que escribiera. La guerra de Crimea? ¡Sin problemas! ¿Dodos genéticos? ¡Adelante! ¿Coger meteoritios con guantes de beisbol? ¡Claro que sí! Así que de una manera rara los rechazos me ayudaron. No tenía que jugarme nada, no tenía una audiencia o un editor en la cabeza – sólo escribía para mi mismo. Después, cuando finalmente las publicaron, lo hicieron porque... ¿Cómo lo diría? Porque mis novelas eran inusuales. La debilidad, la rareza de mis libros se había convertido en su fuerza. La lección aquí, para los escritores noveles es clara: escribe tu propio material e ignora a los editores que te dicen qué lee la gente.

¿Qué parte del proceso creativo encuentras más difícil como escritor: la caracterización, la documentación, el diálogo, un buen principio o el final?
La verdad es que disfruto todos los aspectos de la escritura y creo que cualquier libro decente debe balancear de manera delicada dosis de caracterización, atmósfera, ritmo y argumento. Algunos libros tienen un argumento y un ritmo más fuertes por lo que pueden dejar una caracterización y escenario más débiles. Otros son todo atmósfera sin argumento, pero si están bien escritos y el equilibrio se mantiene aún funcionan. Yo disfruto mucho con los personajes, me encanta crear el ritmo y el argumento me da alas. ¿Sabes cual es la parte más dura de escribir? La disciplina. Sentarse a escribir cada día. Esto es lo duro.



¿Cómo es tu proceso creativo y tu rutina diaria mientras escribes? ¿Tienes ritos o lugares donde ir cuando escribes?
No creo que tenga ritos o rutinas, a parte de cientos de tazas de te y una buena reserva de saludables galletas de mantequilla. Me gusta escribir en mi escritorio en casa, en Gales. Me encanta empezar pronto y dedicar una hora a hacer el vago antes de desayunar. Mis libros requieren mucho rato de pensar y trabajar las ideas, así que también es importante caminar cada día. Debo darle las gracias a mi perro por esta parte de la rutina.

¿Cómo luchas contra el bloqueo del escritor?
El bloqueo del escritor no existe. Realmente se llama evitar el trabajo o hacer el vago. Le ocurre a todo el mundo, en cualquier trabajo. Sólo que los escritores le hemos puesto nombre para promulgar que somos artistas torturados. Mi manera de evitar el trabajo se llama eBay.

¿Alguna vez has borrado personajes o líneas argumentales porque te lo ha pedido tu editor?
No que yo recuerde. Nunca llega a tal extremo. Si la editorial encontrara algo ofensivo o inaceptable es muy probable que yo lo hubiera quitado antes.

¿Cómo es tu proceso corrector? ¿Contratas correctores externos?

Una vez llega el momento en que estoy contento con lo escrito, mi compañera Mari lee el primer borrador y añade los comentarios que tenga que hacer. También tengo dos correctores de mis editoriales, una en Hodder en el Reino Unido y otro en Penguin en Estados Unidos. Me llaman con sus ideas y comentarios. Entonces trabajo de nuevo con el manuscrito teniendo en cuenta sus comentarios. Disfruto el proceso de corrección e incluso a veces encuentro buenas ideas y resoluciones de conflictos en este estadio del proceso de escribir.
Y finalmente, ¿Qué le dirías a un escritor que empieza?
Escribe, escribe y escribe más. Y cuando no escribas, intenta tener un trabajo en un sitio oscuro, lúgubre y tenebroso. Cuanta más experiencias tengas, más rica será tu escritura.

RECURSOS PARA ESCRITORES Y GUIONISTAS

Espero poder ayudar con este BLOG a todos los que están interesado en Poder alguna vez vender algunas de sus obras y vivir de ello.En este blog encontraran información sobre como escribir libros también a todos los interesado en la escritura de “guiones“de cine, TV, vídeos juegos o teatro Espero poder ser les útil